Exigen que responsables paguen por asesinatos durante protestas

Durante las protestas los cuerpos de seguridad del Estado utilizaron armas letales contra los manifestantes

Familiares de jóvenes que fueron asesinados durante las protestas repudiaron las declaraciones del canciller, Jorge Arreaza, en su intervención el lunes en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización paras las Naciones Unidas, donde atribuyó la muerte de 121 personas durante las protestas “al accionar violento de los grupos antigubernamentales”.

Arreaza aseguró que el informe presentado por el alto comisionado, en el que se denuncia la violación de derechos elementales durante las protestas, estaba “plagado de mentiras, datos incomprobables, argumentos tergiversados y ofensas al país”. Los parientes de las víctimas aseguran que la represión fue real y exigieron que los responsables paguen por los asesinatos que cometieron.

“Aquí sí hubo represión, y para muestra, la muerte de mi hijo”

Zulimar Villegas, madre de César Pereira, que fue asesinado el 28 de mayo pasado de un disparo de metra en el estómago, aseguró que en Venezuela sí hubo represión desmedida e injustificable contra quienes salieron a marchar en rechazo a las acciones antidemocráticas del gobierno de Nicolás Maduro.

“Arreaza sabe muy bien que es falso lo que dice. Aquí sí hubo represión, y para muestra, la muerte de mi hijo. La mayoría de los asesinatos fueron cometidos por los guardias y policías nacionales. Usaron metras, dados, tuercas y municiones no permitidas para controlar las manifestaciones”, señaló.

Denunció que luego de que la asamblea nacional constituyente destituyó a la fiscal Luisa Ortega Díaz, los fiscales que llevan el caso de su hijo fueron removidos de sus cargos y sustituidos por fiscales que desconocen la investigación. El fiscal 45 de Caracas fue despedido de manera injustificada y la fiscal 19 de Anzoátegui fue jubilada.

“Me han llamado de la comisión de la verdad. Les dije que si quieren mi confianza que atrapen al asesino de mi hijo”, manifestó Villegas. Indicó que Onan Pereira, funcionario de la Policía de Anzoátegui, presunto responsable de la muerte de César, está en libertad pese a que la Fiscalíadurante la gestión de Ortega Díaz solicitó su captura.

“Una bala le quitó la vida a mi hijo y la del resto de la familia”

“La represión sí existió durante las marchas y se mantuvo fuerte. Más de 100 personas fueron asesinadas producto de la represión”, señaló Iván Urbina, padre de Fabián Urbina, joven de 17 años de edad asesinado de un balazo en una manifestación, el pasado 19 de junio, en el distribuidor Altamira.

Indicó que durante las protestas los cuerpos de seguridad del Estado utilizaron armas letales contra los manifestantes, como en el caso de su hijo: “Fue vilmente asesinado por un guardia nacional que utilizó un arma prohibida”.

“Una bala no solamente le quitó la vida a mi hijo, sino la del resto de la familia”, afirmó. Agregó que, a casi tres meses del asesinato de Fabián, su madre lo llora todos los días.

Urbina expresó que mantienen la esperanza de “ver tras las rejas” a los funcionarios de la GNBimplicados en la muerte del adolescente: “Esperamos que los responsables paguen por los crímenes que cometieron. Si no es la justicia de Venezuela que sean las leyes internacionales las que accionen en estos casos de crímenes de lesa humanidad”.

Indicó que la Fiscalía identificó y acusó a los GNB responsables del asesinato y que la audiencia preliminar debió celebrarse el pasado 8 de agosto, pero fue diferida por solicitud de la defensa de uno de los acusados.

Comentarios

Comentarios

error: Maduro Chupalo